La Colección Mariano Moret es una colección privada de grabado antiguo centrada principalmente en el grabado sobre metal del siglo XVI. Una colección privada con vocación pública cuyo principal propósito es la difusión del arte del grabado, una de las disciplinas menos conocidas del arte, haciendo accesibles unas obras que, debido a su rareza y a sus estrictas medidas de conservación, rara vez se exhiben en público. Estas obras en papel muestran la influencia ejercida por dos de los maestros más importantes de la historia de este arte, Alberto Durero y Lucas van Leyden, en el grabado centroeuropeo coetáneo y posterior. Todas las estampas proceden de grabados en hueco sobre metal, en su mayoría abiertos a buril sobre cobre, aunque también podemos encontrar algunos de los primeros aguafuertes de la historia del arte, y salvo contadas excepciones, fueron realizadas por artistas pertenecientes al ámbito alemán o flamenco-holandés. Grabados de temáticas variadas cuyo recorrido e interpretación otorgan interés y atractivo a la colección y crean pequeños hilos conductores entre las distintas obras que la componen. La violencia, la espiritualidad, el mito, lo popular, lo insólito, el amor, la muerte... Curiosidades iconográficas y mensajes velados a través de las historias de los dioses y de los hombres.